No insulten nuestra inteligencia diciendo que bajando el sueldo de los congresistas se acaba la corrupción. Es populismo barato

La Consulta Anticorrupción no es populista, no hace parte de ninguna mentira dicha por cualquier politiquero, es una iniciativa real apoyada por más de 4 millones de colombianos que firmaron en las calles y por más de 5 millones que enviaron sus cartas a los Senadores para que les dieran el aval de conveniencia y así poder ir a las urnas.

El pasado 17 de abril en la plenaria del Senado, quedó demostrado que si se puede llegar a acuerdos en medio de las diferencias, todas las bancadas en el Congreso excepto el partido de La U a quien invité a reflexionar de aquí al 5 de junio, manifestaron que aunque tienen dudas, críticas, preocupaciones, están dispuestos a darle el aval de conveniencia a la Consulta Anticorrupción para que sean los ciudadanos en las urnas los que decidan sobre estos 7 mandatos anticorrupción. Los colombianos de todos los colores, de todos los partidos, de sin partido, lograron que 6 partidos se comprometieran a dejarlos ir a las urnas para aprobar estas normas incluido el Centro Democrático, incluido el Polo Democrático, el único partido que dijo que no en cabeza de su vocero que es Roy Barreras fue el partido de La U.

Claro que hay que bajarles el sueldo a los congresistas, hay que limitarles el periodo, hay que meterlos en cintura, hay que quitarles la mermelada, hay que acabar con los pliegos sastre, hay que poner a la gente a rendir cuentas. Hay que quitar los beneficios de casa por cárcel a los corruptos, pues todos los días vemos que están es en clubes y en sus casas, que no tienen que devolver la plata como requisito para poder hacer negociaciones con la justicia y que tras de que les rebajan la pena la pena la pagan en un club, aquí queremos que de verdad tengan que devolver la plata y que además la pena que le pongan la paguen en una cárcel y no en una casa.

Y sobre el costo que es la otra mentira, se inventaron un número dijeron que la consulta cuesta 290 mil millones de pesos ¡Mentira! la última vez que se hizo una consulta por fuera de una fecha electoral que fue la consulta liberal, costó 41 mil millones de pesos, es la misma cosa es poner unas mesas e imprimir unas papeletas.