Es un espejismo y sería fácil desperdiciar 290 millones de pesos de los colombianos en un acto que resulta inane.

Es falso que no se pueda bajar los salarios de congresistas o limitar los periodos a través de una consulta popular, esos son temas de rango legal que no están fijados en la Constitución y que por lo tanto pueden ir a consulta popular. Es falso que los otros cinco puntos de la Consulta Anticorrupción existan y es francamente un insulto a la inteligencia de los colombianos que nos digan eso, cuando ha ido alguno de ustedes a una audiencia pública para votar como se prioriza y desglosa el presupuesto de inversión de la nación, nunca, porque eso se hace por debajo de la mesa, esa es la mermelada, por debajo de la mesa en negociaciones entre los Roy Barreras y los ministros y toda esa gente que apoya a Germán Vargas Lleras que es el único que se opone a esta Consulta Anticorrupción, por debajo de la mesa con sobornos y por esa vía nos terminan robando billones de pesos al año.

Segundo, no es cierto que los pliegos tipo existan, vez de pliegos sastre hechos a la medida de los contratistas queremos que se hagan pliegos tipo para toda la contratación pública, licitaciones competitivas con más de tres y además usando el sistema de competencia en línea, eso hoy en día no se hace o se hace solo para los contratos de infraestructura, que logramos aprobar en la ley digamos que reglamentó las 4G el año pasado.

Lo tercero que dicen es que ya existe la declaración de impuestos, de bienes, de conflictos de interés de los congresistas, lo invito a que busquen alguna a ver si la encuentran, la del señor Roy Barreras, o la del señor Germán Vargas que fue congresista por más de 10 años, hay una ley que dice que la deben registrar si debe estar en una caja en la Secretaría General del Senado que nadie puede acceder, que no es pública, que no es obligatoria, que no está en línea, que no implica control político, y sobretodo que no sirve de línea de base para que puedan hacer investigaciones por enriquecimiento ilícito.

Lo otro que dicen que ya existe es la rendición de cuentas de los Congresistas, eso es falso, en la ley de participación ciudadana los Congresistas excluyeron en el último debate y hoy son los únicos servidores públicos que no están obligados a mostrar su asistencia a votación, proyecto, rendición de cuentas, de hecho muy poquitos lo hacemos y lo hacemos voluntariamente pero de nuevo la ley no obliga a nadie, de manera que quitar los beneficios de casa por cárcel a los corruptos si todos los días vemos que están es en clubes y en sus casas, que no tienen que devolver la plata como requisito para poder hacer negociaciones con la justicia y que tras de que les rebajan la pena la pena la pagan en un club, aquí queremos que de verdad tengan que devolver la plata y que además la pena que le pongan la paguen en una cárcel y no en una casa.

El pasado 17 de abril, Roy fue el único que se paró en esa Plenaria a opornerse, fue el único que se paró a decir que no. La otra mentira, según Roy no hay mermelada y si hay audiencias públicas. Nadie conoce el patrimonio del señor Roy Barreras ni de ningún otro Congresista porque no es público.

Y sobre el costo que es la quinta mentira de Roy, ayer se inventó un número dijo esa consulta cuesta 290 mil millones de pesos, mentiroso, la última vez que se hizo una consulta por fuera de una fecha electoral que fue la consulta liberal costó 41 mil millones de pesos, es la misma cosa es poner unas mesas e imprimir unas papeletas.

Lo importante fue que los colombianos con su firma, con su voto, con su atención pusieron contra la pared a la mayoría de políticos y los obligaron a que los dejen a ellos votar lo que el Congreso no ha sido capaz de aprobar.