Hoy Colombia ha dado un gran paso, casi 12 millones de ciudadanos, con el único incentivo de su conciencia libre, han depositado la mayor votación en la historia por un mecanismo de participación ciudadana, superando de lejos la votación con la que ganó hace pocos meses el Presidente de la República, al voto por el SI o el NO en el Plebiscito por la Paz en 2016, al Referendo presidencial en 2003 y la séptima papeleta en 1990, de la cual esta consulta es hija directa.

Esta votación histórica deja casi 12 millones de votos y un mandato claro al Gobierno y al Congreso: tienen que autoreformarse, sancionar eficazmente la corrupción y recuperar los $50 billones que se roban, en vez de seguir esquilmando los bolsillos de la ciudadanía honrada con más impuestos.

Hoy Colombia sabe lo qué significa una jornada electoral en paz y limpia: en la votación de la Consulta Anticorrupción no hubo un sólo hecho violento, no hubo una sola denuncia de compra o trasteo de votos, ni de fraude electoral. Así deben ser todas las jornadas electorales en Colombia.

Que casi 12 millones de colombianos que votaron la Consulta Anticorrupción sepan que no se ha perdido nada. Al contrario, la victoria y la ganancia es total porque los corruptos están sintiendo hoy el rechazo de una sociedad que los quiere desterrar. Ganamos porque no nos quedamos pasivos, ni quejándonos ni esperando a que la misma clase política que engaña, abusa y usa la corrupción la derrote.

Invito a la ciudadanía a que este mismo martes a las 11am nos acompañen a radicar ante el Presidente y el Congreso las normas que den cumplimiento a los 7 mandatos de la Consulta Anticorrupción. Que el Congreso y el Gobierno sepan que la ciudadanía los vigilará y les exigirá a todos que cumplan con la aprobación de los 7 mandatos sin cambiarles una coma ni defraudar a la ciudadanía.

Quiero agradecer a los miles de voluntarios que a lo largo y ancho del país y en el exterior entregaron su tiempo, su fe, su voluntad cívica para hacer pedagogía de la Consulta Anticorrupción. De verdad mil gracias, de todo corazón. Ustedes, estoy segura, son la nueva sangre política que reclama este país.

Hicimos todo lo que dependía de los promotores para que los colombianos pudieran votar y dar este mandato ciudadano contra la corrupción. Recogimos más de 4,3 millones de firmas, logramos que nos certificaran más de 3,1 millones de firmas, que 86 Senadores votaran por unanimidad para darle aval a la Consulta y autorizar a la Registraduría para que hiciera la inversión y logística requerida. Adelantamos una épica e inédita campaña, sin un solo peso de financiación pública, sin más recursos que la voluntad de miles de personas que con su tiempo, empeño y voz hicieron pedagogía en todo el país y en el exterior para que votaramos informados y conscientes contra la corrupción.

Hicimos todo y estamos profundamente orgullosos de eso.
La corrupción en Colombia no tiene futuro

El cambio en Colombia es imparable!
A todos mil gracias.
Gracias Colombia.

DONACIONES